Así es el Maxlimer, el barco autónomo por Inteligencia Artificial que pretende cruzar el Atlántico.

0
405
barco autónomo

Maxlimer, así es como se llama el barco que podría cambiar la historia de la navegación. Hace años, los barcos a vapor supusieron un cambio revolucionario. Luego fueron los barcos impulsados por combustibles derivados del petróleo y ahora el sector naval se prepara para dar el siguiente paso: el Maxlimer es un barco controlado por inteligencia artificial, sin tripulación que pretende cruzar el Atlántico.

Como se puede ver en la foto, el Maxlimer no es el barco más espectacular de mundo. Hay cientos de yates con más lujo y glamour que él. Sin embargo, este pequeño barco, de 36 pies de largo está listo para cambia la historia de la navegación. Este barco está controlado por robots en su integridad. Y lo más impactante es que pretende cruzar el Atlantico.

La App de Movilidad China que Quiere Dominar el Mundo: DiDi Pasajero

Los encargados de la puesta en marcha de este proyecto ha sido la empresa SEA-KIT. Se trata de una empresa inglesa que ha visto en esta tecnológica una forma de impulsar un barco muy flexible que reduzca los costes de navegación. Parece que las nuevas tecnologías van encaminadas  a sustituir al ser humano que parece ser el coste más importante que tienen que soportar las empresas. Este proyecto está pensado para que el barco pueda hacer todas las funciones de forma autónoma, sin necesidad de una flota de asistencia o controles remotos controlados por personas. Al mismo tiempo, en caso de avería, podría circular a una velocidad de 8 millas por hora durante meses hasta ser capaz de llegar a puerto, si fuese necesario.

Maxlimer, el barco del futuro

A pesar de que se trata de un barco robótico, usa combustibles tradicionales, que nadie se piense que es eléctrico. En palabras del director de operaciones de la empresa al diario The Daily Beast, este barco usará menos del 5% que un barco convencional, lo que se trata de una revolución en lo que a impacto medioambiental ser refiere.

El Maxlimer comenzó a gestarse en 2016 en el sur del Reino Unido. Con casco de aluminio y electrónica proporcionada por una empresa de defensa Noruega, en las aguas llenas de barcos de los puertos, el barco puede ser maniobrado por control remoto y ya en océano abierto puede funcionar de forma autónoma a través de GPS.

El ya ha sido probado anteriormente. Ha hecho viajes entre Inglaterra y Bélgica así como otras que han permitido a la empresa ver el comportamiento del barco en diversas condiciones marítimas. El próximo reto es cruzar el Atlántico. A parte de tratarse de todo un hito marítimo, no cabe duda de que para la compañía, de realizar este viaje con éxito, será una operación de marketing perfecta. La batalla por controlar esta tecnología no ha hecho más que empezar. Rolls-Royce es otra compañía que está poniendo muchos recursos en diseñar esta tecnología y ha manifestado que pretende poner las primeras embarcaciones no tripuladas para el año 2020. En Noruega , la empresa Yara Birkeland  está desarrollando barcos eléctricos para lanzarlos al mercado en 2020. En Japón, la empresa Mitsui OSK Lines y Nippon Yusen pretenden lanzar barcos autónomos de carga para el 2025.

La batalla por el dominio de los barcos autónomos ha empezado. Lo que pretender hacer el Maxlimer es algo excepcional. Sin duda, de lograrlo, se convertiría en todo un hito histórico, pero de no hacerlo la reputación de la empresa podría verse dañada seriamente. Se trata de un riesgo importante y sólo el tiempo dirá como acaba esta hazaña.

Así es el LOTUS EVIJA, el Electrico de los 2.000cv de potencia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here