7 Aspectos clave para asegurarte de que tu empresa crezca

0
172
crecimiento empresa

Cuando una empresa ha alcanzado la estabilidad en el mercado y han pasado esos primeros años en los que lucha por la supervivencia, llega el momento de crecer. Gestionar el crecimiento de forma adecuada es vital para evitar poner a la compañía en riesgo. En este artículo vamos a explicar una serie de elementos a tener en cuenta para que este proceso se desarrolle con éxito.

El plan estratégico no sirve para nada

  • Escribir un plan: Si queremos que nuestra empresa crezca, es necesario tener claro cómo vamos a hacer. Para ello, lo mejor es diseñar un plan estratégico o de desarrollo de negocio donde se establezcan las líneas maestras. Hacer crecer una empresa no es un proceso fácil ni rápido. Necesitamos tiempo y sobre todo, tener claro cómo hacerlo. La mejor forma de que aumentar las posibilidades de éxito es saber cuáles son los objetivos, cómo vamos a cumplirlos y cuáles son los posibles problemas a los que nos vamos a enfrentar.
  • Crecer en base a beneficios: A la hora de gestionar el crecimiento de nuestra empresa debemos tener claro que este ha de ser sostenido. Es muy importante, por encima de todo, no poner en riesgo al conjunto de la empresa por el mero hecho de querer crecer mucho y muy rápido. Muchas empresas quieren acelerar este proceso y se endeudan demasiado, creyendo que así lograrán mejores resultados. Se trata de un espejismo. Crecer en base a rentabilidad y beneficios y no en base a deuda es la clave para garantizar no sólo el éxito del plan si no también no poner en peligro la empresa.
  • Dejar  un lado el ego y escuchar: Se trata de un tema complicado. Cuando uno monta una empresa de la nada y las cosas comienzan a ir bien, a veces perdemos la capacidad de escuchar y pensamos que lo sabemos todos. Es en este punto donde el ego toma el control sobre la racionalidad. Aunque no te lo creas hay otras personas que saben más que tu de tu negocio. Quizás tú puedas ser el mejor ingeniero industrial de tu mercado, hayas desarrollado un producto innovador pero seguro que no eres experto, en finanzas, marketing, compras, recursos humanos etc. Saber escuchar y dejarse aconsejar es una de los retos más grandes a los que se enfrentan muchos directos y empresarios de éxito.
  • Controla los números: Los negocios son números. Tener controlado al detalle todos y cada unos de los procesos que se desarrollen en tu empresa te ayudará tener mejor control. Control significa dominio. Dicho de otra forma, si el equipo directivo de la empresa conoce al detalle todos y cada uno de los procesos de la empresa es menos probable encontrarse con imprevistos que nos puedan generar problemas. Por ejemplo: si tardamos en fabricar un producto 24 minutos significa que hacemos en ocho horas 20. Si tardamos 20 minutos serían 24 productos fabricados, es decir, 4 más al día. El tiempo, es dinero.
  • Delega en tus empleados y no los controles: Hacer crecer una empresa significa perder el poder de dominar muchos aspectos. Por eso, debes rodearte de un buen equipo directivo y dejarlos pensar y actuar por sí mismos. Los buenos empleados no soportan ser controlados  y saben auto gestionarse. Rodéate de gente que te diga lo que piensa y sean sinceros, no busques aduladores.
  • Reinvéntate: A la hora de hacer crecer tu empresa tendrás que saber adaptarte a las nuevas circunstancias. Aunque te parezca que no, en un mismo país puede haber distintos tipos de perfil de cliente para un mismo producto. Por eso, has de tener presente que quizá tu estrategia de crecimiento requiera hacer cambios en cómo estás haciendo ahora las cosas. Por eso es muy importante que todos estos detalles estén plasmados en un plan estratégico. Tratar de penetrar en un nuevo mercado y darse cuenta  a medio camino que te has equivocado no es infrecuente. Por eso, si tienes previstos cuales son los posibles problemas a los que te puedes enfrentar también sabrás como solucionarlos.
  • Piensa diferente: hacer crecer tu empresa no es tarea fácil. Si crees que  hacer lo mismo y de la misma forma que todos tus competidores te va a ayudar, te equivocas. En mercados altamente competitivos, hacer crecer un negocio es muy complicado. Toyota desarrollo un método de gestión diferente  a todos sus competidores, conocido como el Lean Manufacturing. Seguían haciendo lo mismo, coches, pero habían cambiado la forma de producirlos y eso los hizo diferentes a sus rivales. empresa crezca

En resumen, cuando las empresas se plantean crecer, deben tener muy claro cómo van a hacer y ser conscientes de los retos a los que se enfrentarán. Rodearse de un buen  equipo y tener el control de la situación ayudará a que este proceso sea fructífero. Tener capacidad de reacción frente a los problemas y ser capaz de adoptar soluciones rápidas y eficaces es fundamental, no sólo en un proceso de expansión, si no en todo proceso empresarial. Con esta serie de consejos te asegurarás que tu empresa crezca.

Guerra comercial: China que registra el menor crecimiento de PIB desde 1990

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here