¿Qué es la consutoría estratégica?

0
64
que es la consultoria estrategica

La consultoría estratégica es una de las ramas del sector menos conocidas aunque probablemente sea de las más importantes. Si tuviésemos que definirla, podríamos decir que la consultoría estratégica es aquella que ayuda a la empresa a definir cuál es su posición actual, y con qué medios cuenta para lograr una mejor posición en el futuro. Está íntimamente ligada con las decisiones estratégicas, es decir, aquellas que afectan directamente a la razón de ser de la empresa. Vamos a explicarlo.

Toda empresa ha de tener muy claras las respuestas a estas tres preguntas: ¿Qué somos? ¿Qué hacemos? ¿Cómo lo hacemos? ¿Por qué lo hacemos? Si como directivo o propietario de una empresa no puedes responder a estas cuestiones de forma inmediata, probablemente no tengas estrategia empresarial. La consultoría estratégica es, por tanto, como el «mapa» que ayuda a la empresa a navegar por el mercado. Este está lleno de incertidumbre, problemas, rivales y un largo etc. Saber lidiar con todas estas circunstancias nos ayudará a que nuestra empresa se meta en problemas.

Planficación estratégica: bases, principios y fases

¿Para qué sirve la consultoría estratégica?

Esta es una pregunta muy sencilla de responder pero la respuesta pocos la conocen.  Para explicarlo de forma muy sencilla: La consultoría estratégica es como la brújula que guía a un barco por el océano. Vamos a explicarlo:

  • Donde estamos: Toda empresa ha de saber cuál es su situación actual. Ojo! Su situación real, no la que los directivos creen que es desde un punto de vista subjetivo y parcial. Para ello, lo mejor es contar con una opinión externa que no esté condicionada.
  • Donde queremos ir: Las empresas han de tener un propósito, una meta. No vale con decir «nuestro objetivo es aumentar la facturación en xxx puntos». Eso es propio de empresa sin estrategia y mal gestionadas. ¿Alguien ha visto a una gran empresa que tenga como objetivo únicamente vender más? La respuesta es que no. Vender más es un medio, no un fin. Los objetivos de la empresa siempre han de ser a largo plazo y teniendo en cuenta cual es la posición de partida de la empresa. En este aspecto juegan un papel muy importante las decisiones estratégicas. Las decisiones estratégicas son aquellas que tienen que ver con el largo plazo de la empresa. Hazte esta pregunta…¿Cómo debería estar tu empresa dentro de tres o cinco años? Si no puedes dar una respuesta en  pocos segundos, tienes un problema.
  • Cómo vamos a hacerlo: La consultoría estratégica es también el cómo lograr los objetivos. Está muy bien tener un plan estratégico que nos ayuda a establecer metas, pero éste ha de establecer de forma precisa de qué manera se va a hacer. Cuáles van a ser las medidas a tomar, qué elementos de control vamos a establecer y de qué forma vamos a solventar los posibles problemas.
  • Por qué: Otro elemento clave de la consultoría estratégica es ayudarnos a establecer el por qué de nuestra empresa. Es decir, cuando vamos a determinar unos objetivos debemos tener presente el motivo por el cual lo hacemos. Este puede ha de ser diferente para cada empresa y puede serlo en diferentes fases, no tiene por qué ser siempre el mismo. Sin embargo, sí debemos tener muy claro por qué estamos haciendo lo que hacemos. Nos ayudará a centrar los objetivos de la empresa.

Tipos de decisiones estratégicas: operativas  y estratégicas

Aquí es donde comienzan los problemas. La consultoría estratégica es muy necesaria, podemos decir que imprescindible. Muchas empresas, sobre todo Pymes, no son conscientes de ello. Esto se debe a que confunden decisiones estratégicas con operativas. La mayor parte de los gerentes o directivos se pasan el día gestionando problemas del día a día: incidencias, visitas a clientes, problemas de personal, reuniones con proveedores etc. Esto son temas operativos, es decir del día a día. Un directivo tiene que dedicarse a las decisiones estratégicas, es decir, a hacer crecer la empresa, a desarrollar el plan estratégico, a velar por que se cumpla, a hacerla más eficiente, más productiva, a superar la competencia.

Cuando se confunden ambos tipos de decisiones   y se dedica más tiempo a las operativas que a las estratégicas es donde comienzan los problemas. Esto suele ocurrir en aquellas empresa con poca estructura o mal organizadas. Por este motivo, la consultoría estratégica adquiere más importancia. Si en tu empresa no puedes dedicarte a la gestión estratégica y tienes que centrarte más en el día a día, necesitas ayuda.

Un capitán de un barco ha de estar siempre al timón, cuando se ausenta, alguien debe ocupar su lugar. Si el barco carece de capitán irá a la deriva. Podrá tener suerte y no tener problemas o acabar en el fondo del mar. La consultoría estratégica es la brújula de ese barco, sin ella, estás perdido.

¿Quién manda realmente en tu empresa?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here