7+1 Errores estratégicos que cometen las empresas

0
266
errores estratégicoss

Hoy en día hay muchas modas respecto a la gestión de la empresa. La planificación estratégica no se queda atrás. Muchas empresas, sobre todo las de tamaño medio, creen tener un plan estratégico. Es «cool» y moderno decir que tienes un plan estratégico en tu compañía, que lo sigues y que está dando unos resultados magníficos. Y por encima de todo, lo has hecho tu todo junto con tu equipo, sin ayuda externa. Pues bien  amigo lector…probablemente se trate de un sin fin de gráficos hechos en una presentación sin sentido ninguno. Os explicamos los errores estratégicos que toda empresa comete.

  • Hacer lo mismo que hacen los demás. Este es el mayor error que se puede cometer a la hora de establecer unos objetivos en un plan estratégico. Tratar de copiar a tu competencia hará que seas el «segundo de la clase» o peor. Nunca vas a lograr alcanzar la primera posición de tu sector copiando a los demás. Apple es la compañía que es porque siempre ha tratado hacer cosas diferentes a sus rivales.
  • Dejar de lado  a los clientes. Otro error es centrarse sólo en la empresa y dejar de lado los clientes. Un buen plan estratégico ha de ir encaminado hacia los clientes, que son los que van a comprar tus productos y los que van a hacerte ganar dinero. Centrase sólo en la parte de tu empresa es una parte de la ecuación, por tanto, sólo estas haciendo el plan estratégico a medias.
  • Confundir marketing con estrategia. Veamos, el marketing en si mismo no es nada. Es una herramienta de la que dispone la empresa para lograr vender más, mejorar su imagen etc. Creer que hacer un plan de marketing es lo mismo que hacer un plan estratégico es no saber de lo que se habla. Un plan de marketing ha de estar integrado siempre dentro de una estrategia, de lo contrario, es dar palos de ciego.
  • Sobrevalorar tu empresa. Cuando el plan estratégico está hecho sólo por miembros de la empresa, con el gerente a la cabeza, con total seguridad se van a sobre valorar las capacidades de la empresa. Para un directivo, reconocer que no son los mejores en algo es como reconocer que ha fallado. Eso no le gusta a nadie. Por eso, se necesita a alguien que haga el trabajo sucio y diga las verdades. Cuanto más realista sea el plan estratégico, mas posibilidades de éxito.
  • No ver las amenazas. Una empresa no sólo tiene competidores directos. Las empresas sólo se centran en protegerse de las empresas que hacen lo mismo que ellas. Esto es un error. Competencia hoy en día puede ser cualquiera. Desde una empresa que acaba de surgir y que vende productos sustitutivos a otra que se encuentra en Estados Unidos. El sector del ferrocarril creía que el transporte por carretera era un sector diferente al suyo….se equivocaron.
  • No ser transparente con la información: Los diferentes departamentos tienden a esconder sus vergüenzas y a no dar toda la información. Un plan estratégico hecho con información sesgada es como un mapa con los nombres de las ciudades cambiados.
  • El ego. Esto es un error típico de los gerentes. Su ego les impide aceptar ciertas situaciones, hacer concesiones e imponerse límites. Siempre se centran en vender más y más, como una medida de cuan grande es su ego. Eso no es ninguna estrategia, eso es no tener estrategia.
  • No tener estrategia. ESTE ES EL ERROR MÁS GRAVE DE TODOS. Una empresa que carece de estrategia es como un barco sin rumbo. Navega por el oceáno dejando llevarse por la corriente sin saber si se dirige a un buen destino, una tempestad, o de vuelta al punto de partida. La planificación estratégica, a pesar de que estás pensando que no sirve para nada es algo básico y fundamental. Todas las grandes empresas lo hacen entonces…¿qué te hace pensar que una Pyme no lo necesita? Luego, llegan las crisis financieras y nadie las ve venir, o echamos la culpa al mercado, a la situación económica o a la alienación de los planetas si hace falta. La responsabilidad es siempre de los directivos, que son los encargados de planificar y prever.

Como veis, se trata de errores estratégicos que parten del seno de la empresa. Estos son, sin duda, los peores de todos. Cuando son los propios dirigentes los que diseñan la estrategia en base a sus sesgos, egos, faltas de transparencia y usando las variables equivocadas sólo hay un destino: el fracaso.

Del buen juicio y sentido común de los directivos depende que esto no sea así. No es necesario contratar a la mejor consultoría de estrategia empresarial del mundo. Hay que empezar por ser sincero con uno mismo y con tu empresa, ser objetivo y no dejarse llevar por las emociones. Evitar errores estratégicos es fácil, si se saben identificar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here