«LO»: Hoy hace 50 años que esas dos letras cambiaron las historia del mundo

0
184

Pocas veces algo tan insignificante cambió tanto la historia de la humanidad. Tan sólo dos letras, «LO» han servido para sentar las bases del mundo moderno. Dos letras que cambiaron la historia del mundo y que algunos han señalado como algo más importante que la llegada del hombre a la Luna. Hoy, 29 de Octubre de 2019 se cumplen 50 años del nacimiento de lo que hoy llamamos internet.

Cuando en plena Guerra Fría, el presidente Eisenhower creó el Arpa en el año 1958 para competir con los soviéticos a nivel tecnológico, no se podría pensar en lo que acabaría desembocando.

El Arpa financiaba a diferentes universidades para que los investigadores de unas pudieran consultar los trabajos de otras. No sería hasta el año 1962 cuando el profesor Leonard Kleinrock desarrollo la teoría de la «conmutación de paquetes de datos», en la que se basa hoy internet.

Para 1969, Kleinrock era profesor de UCLA, así que ARPA escogió a UCLA para instalar el primer nodo de Arpanet, en setiembre de ese año.

«Yo tenía el conocimiento de cómo esta red podía trabajar y de cómo probarla», le dice el profesor Kleinrock a BBC Mundo.

El segundo switch o nodo se instaló en el Instituto de Investigación Stanford (SRI, por sus siglas en inglés), en Silicon Valley, California.

Este nodo, ubicado a 600 kilómetros al norte de UCLA, era al que el profesor Kleinrock y su alumno, Kline, querían conectarse aquella noche de octubre de 1969.

En el SRI, el programador Bill Duval estaba esperando confirmar la operación.

En su laboratorio había una computadora SDS 940, conectada de igual manera al segundo switch, también del tamaño de una refrigeradora y conectado a su vez a la línea de AT&T.

El equipo de UCLA llamó por teléfono al SRI y ambos equipos confirmaron que estaban listos.

Para que las computadoras se comunicaran entre sí, los científicos en UCLA debía teclear la palabra LOG (tres primeras letras de login o «iniciar sesión» en español).

UCLA envió la letra L y llegó hasta el SRI.

Lo mismo sucedió con la O.

Pero al enviar UCLA la letra G, «la computadora del SRI colapsó», recuerda Kleinrock.

Así que la primera palabra enviada por internet fue LO. Parece increíble que tan solo dos letras pudieran ser el inicio del mundo moderno, tal y cómo lo conocemos ahora mismo. Sin el apoyo  del gobierno americano y sin la audacia de estos investigadores nunca habría sido posible.

«Como en Lo & Behold (expresión que significa «y he aquí…», para hablar de un hecho sorprendente, pero a la vez predecible)», dice Kleinrock.

«Cuando Neil Armstrong llegó a la Luna, tenía un mensaje muy poderoso. Pero nosotros no éramos tan listos y no teníamos un mensaje planeado», cuenta.

«Sin embargo, el mensaje con el que terminamos, LO, era tan poderoso, tan sucinto, tan profético como cualquier cosa que hubiéramos podido esperar», señala.

Cerca de una hora después de que UCLA envió «LO», pudo enviar la palabra «LOG» completa.

En julio de 1969, tres meses antes de la transmisión histórica, Kleinrock había dicho que las redes informáticas estaban aún en pañales.

«Pero a medida que crezcan y se vuelvan más sofisticadas, probablemente veamos la propagación de ‘servicios públicos de computadoras’, que como los actuales servicios de electricidad y teléfono, atenderán a hogares y oficinas individuales de todo el país», había pronosticado antes del experimento.

Para 1972, Arpanet contaba con 37 computadoras conectadas, según el SRI. Los científicos siguieron agregando más nodos en los años posteriores.

A medida que más computadoras de distintos modelos, en distintos lugares, fueron conectándose a Arpanet, la red no desapareció, sino que evolucionó y se convirtió en internet (interredes), explica Kleinrock.

El científico le dijo a BBC Mundo que está «gratamente sorprendido» de cómo sus comentarios de 1969 anticiparon la capacidad de conectarse en cualquier lugar a la red siempre disponible e «invisible» que vemos hoy.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here