Meritocracia VS Enchufocracia. Así se encuentra trabajo en España

0
706
enchufe laboral

Uno de los aspectos más importantes dentro de una empresa es su personal. Cada vez más el peso de los recursos humanos es más importante dentro de las organizaciones. Sin embargo, aún estamos muy lejos en España de usar la meritocracia. La meritocracia es un concepto muy usado en los países anglosajones y significa discriminar de forma positiva a aquellas personas que presentan mayores capacidades, habilidades, esfuerzo, inteligencia, virtudes… En definitiva, se trata de cómo las personas son capaces de ascender en el escalafón empresarial por lo que valen no por los amigos que tienen. Es España, desgraciadamente, se usa otro concepto, el enchufismo laboral. ¿Qué quiere decir esto? Pues que en función de que a quién conozcas podrás acceder a unos determinados puestos de trabajo independientemente de tu valía y tus méritos.

Casi la mitad de los jovenes encuentra empleo por enchufe

El caciquismo en las empresas: enchufismo laboral

En muchas empresa, casi sin importar el tamaño, se crean una serie de redes clientelares entre empleados y directivos. Se asemejan mucho a las que durante años han montado los políticos. Esto es, un directivo de una empresa «coloca» a trabajar a una persona en un determinado puesto, sin importar su valía, experiencia o conocimientos. Se hace por el hecho de que es amigo o amigo de un amigo, familiar… Esto  tiene por consecuencia que de alguna forma, el empleado le deba el favor a su jefe.

entrevista laboral españa
Fíjense en las cabezas de las personas.

Es precisamente esta cadena de favores lo que crea un círculo vicioso en muchas empresas. Los jefes se rodean de personas que no están preparadas o capacitadas. Esto tiene como consecuencia una estructura de personal formada por familiares, amigos, conocidos etc. que tejen una red clientelar con respecto al jefe. Para muchos directivos es una gran comodidad tener este tipo de empleados. Se trata de un perfil profesional que no replicará sus decisiones, que dirá a todo que sí, que hará horas si es necesario y que adorará a su jefe como si de un dios se tratase. Y todo ello porque le debe el trabajo directamente.

Esto se trata de algo muy pernicioso. Una empresa ha de tener contratado el mejor personal posible, en cualquiera de sus departamentos. Gestionar una empresa es algo muy serio y que requiere de personas que estén cualificadas y bien formadas. Cuando contratamos a la gente por enchufe, estamos perdiendo la posibilidad de contratar a personas que podrían aportar mucho más a la empresa. Pensemos en un ejemplo: ¿alguien se imagina al presidente de un gran club de fútbol contratando para jugar a los hijos de los amigos? La respuesta es que no, sería impensable. Luego, por qué a la hora de contratar personal para nuestra empresa si hacemos esto…

La meritocracia en España parece no existir para la mayoría de la población. Por otro lado, si está muy presente la «enchufocracia».

El modelo de gestión de Toyota: Lean Management

¿Por qué en España funciona tanto el enchufe laboral?

Los factores por los que se recurre tanto al enchufe en vez de a la meritocracia son diversos:

-Precariedad laboral: El mercado laboral español se caracteriza por contratos temporales, su parcialidad y las malas condiciones laborales. Es obvio que muchas personas traten de buscar en empresarios conocidos la estabilidad que el mercado no les ofrece..

-Poca flexibilidad del mercado laboral: Esto es muy sencillo de explicar. Cuando una persona en España tienen un buen trabajo se agarra a él con uñas y dientes. Por el contrario, cuando es desplazado del mercado laboral, volver a entrar es muy  difícil, salvo que tengas un buen amigo o amiga. Eso es especialmente así en personas mayores de 50 y jóvenes que buscan un primer empleo.

-Poca rotación de empleos: En relación a lo anterior, en España aún tenemos la mentalidad de empezar a trabajar con 20 años en una empresa y jubilarnos en ella. Esto en países de nuestro entorno es impensable. La movilidad laboral entre empresas favorece que sea mucho más fácil encontrar trabajo. El problema es que la excesiva rigidez española lo impide.

-Falta de preparación de los empresarios: Muchos directivos, gerentes o empresarios carecen de formación. Son personas hechas a sí mismas, que han levantado sus empresas de la nada y con una forma de pensar que no suele ser la más actual. Eso propicia que muchos  prefieran rodearse de empleados mediocres, que digan a todo que sí, que no contradigan sus opiniones. Está muy relacionado con el tipo de liderazgo que se ejerce en las empresas, donde uno manda y los demás obedecen. Por otro lado, las personas de muy alta valía no suelen llevarse bien con este perfil de directivo.

como encuentra empleo los jovenes españoles

Para terminar, vamos a mostrar un gráfico donde se muestran con datos del INE cómo encuentran trabajo los jóvenes españoles. Se trata de un dato demoledor que casi la mitad de ellos lo hagan a través de contactos. Dicho de otra forma, la mitad de los jóvenes españoles encuentra trabajo por enchufe. La meritocracia en España parece no existir para la mayoría de la población. Por otro lado, si está muy presente la «enchufocracia».

¿Por qué a veces un MBA no sirve para nada?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here