¿Por qué dejan de crecer las empresas?

0
61
crecimiento empresas

Esta es una cuestión muy recurrentes. Las empresas, por regla general, suelen experimentar fases de crecimiento muy rápidas y luego éste se va ralentizando. Es una consecuencia normal. Las cifras de crecimiento de dos dígitos sólo se dan en empresas excepcionales con dirigentes más excepcionales aún. También puede ocurrir en sectores como las nuevas tecnologías que cuyas características favorecen esta situación.  Ahora bien, el problema viene cuando la empresa  se ha estancado. Veamos cuales pueden ser los motivos por los que dejan de crecer.

¿Por qué dejan de crecer las empresas?

  1. Falta de objetivos: Cuando una empresa empieza o bien en sus primeros años, lo normal es que se pongan todos los esfuerzos en que salga adelante. Cuando ya las cosas van bien, cada vez nos olvidamos más de establecer objetivos de crecimiento y nos centramos en el día a día. consultoría estratégica
  2. Dejar de innovar: El mundo está en continua evolución. Las empresas viven inmersas en este mundo tan cambiante y no son ajenas a él. Lo que hoy en día es válido probablemente dentro de 5 años ya no lo sea. Cada vez la evolución se produce más rápido. Creer que por que una forma de trabajar, un producto, un servicio…nos haya funcionado muy bien durante años, no quiere decir que lo siga haciendo.
  3. Falta de personal preparado. Se trata de un clásico en muchas pymes. El personal no suele ser el mejor posible. Es muy común que los directivos contraten gente próxima, que no les cuestionen sus decisiones, que sean dóciles etc. Si quieres que tu empresa sea grande, contrata personas que lo sean aún más y déjalos trabajar a su manera.
  4. No saber tomar decisiones estratégicas: Llegados a un punto, tu empresa deberá empezar a gestionarse como una gran empresa. No importa que seas una pequeña Pyme o ya seas una empresa mediana. Necesitas tener una visión amplia, pensar en el futuro y dejar de centrarte sólo en gestionar el día a día. consultoría estratégica
  5. Pensar en «regional»: No, estás equivocado. El mundo no se acaba en tu ciudad, ni tu provincia, ni tu país. Si quieres que tu empresa siga creciendo tendrás que buscar a donde llevarla. Esto incluye tanto clientes, como proveedores como empleados. No importa como lo hagas pero debes tener claro que el mundo está lleno de oportunidades. consultoría estratégica
  6. Falta de fuerzas. Es muy común que cuando una persona se esfuerza durante toda su vida para levantar una empresa de la nada llega un punto que piensa…»he hecho bastante, me conformo con mantener lo que tengo». Esto es una señal de que debes dejar paso a personas con más ganas y fuerzas de seguir adelante. Por eso es muy importante el punto número 3. Cuando esto ocurra debes tener alguien que sepas que está capacitado para dar otro salto de calidad a tu empresa.
  7. Falta de mentalidad ganadora: Si, puedes creerlo…por qué tu empresa no está llamada a hacer cosas grandes. Si crees que conformarse es la actitud correcta…sentimos decirte que estás en declive. Te imaginas a un equipo de futbol diciendo «nos conformamos con no perder». Seguro que echarían a ese entrenador al minuto. ¿Eres tu ese entrenador?

Las empresas se estancan en su crecimiento o dejan de hacer porque comenten errores. Los errores no se comenten solos, siempre hay un responsable. Cuando las cosas van mal y hay que hacer un ERE siempre pagan justos por pecadores. Los empleados de base pagan los errores de los directivos. Pagan por su incompetencia. En realidad habría que echar a todos y cada uno de ellos y dejar a los trabajadores rasos. Cuando las empresas comienzan a cometer errores estratégicos las cosas suelen ir siempre a peor. Esto se debe a que uno conlleva a otro, y así sucesivamente. La falta de crecimiento o estancamiento siempre es la semilla que origina este tipo de situaciones. crecer crecer

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here