¿Quién manda realmente en tu empresa?

0
164
quien manda en tu empresa

La respuesta al título de este artículo sería muy sencilla: el jefe, el propietario, el accionista mayoritario, el CEO, el gerente, el director ejecutivo. Todos ellos pueden considerarse sinónimos de la palabra jefe aunque no lo sean al cien por cien. Bueno, la cuestión no es tan sencilla. Una cosa es el que ostenta el cargo y otra realmente es quien manda.

Desde un punto de vista estratégico la respuesta es bastante sencilla. En una gran cantidad de empresas, quien realmente manda, es el azar. Si, aunque realmente creas que eres tu quien tiene las riendas de tu empresa y que eres tu quien la dirige, si careces de plan estratégico, simplemente eres un peón en manos de la suerte.

Cuando nos referimos a la suerte o al azar, lo hacemos tanto en sentido negativo como positivo. Si tu empresa va a las mil maravillas y piensas que la consultoría estratégica o un plan estratégico es algo innecesario sentimos decirte que simplemente habrás tenido suerte. Otros muchos, no la han tenido y han bajado la persiana. Para que te hagas una idea, dirigir una empresa sin contar con una plan estratégico es como salir al mar sin un gps. Puede ser que llegues a tu destino, pero será por casualidad.

Dirigir una empresa sin contar con una plan estratégico es como salir al mar sin un gps.

 DIFERENTES PUNTOS DE VISTA

Llegados a este momento, hay dos posibilidades: o pensar que la consultoría estratégica no sirve para nada o bien ser realmente consciente de que así es.  Si eres de los primeros quizás deberías pensar por qué todas las grandes empresas tienen planes estratégicos con unos objetivos y pautas a seguir. Si eres de los segundos puede ser que tu empresa ya haya pasado por problemas.

Estés en uno u otro caso, para ser buen directivo hay que saber planificar. Para hacerlo de forma correcta no vale con tener en mente cuales van a ser tus objetivos y cómo vas a lograrlos. Tampoco es correcto ir haciendo lo que te parece en función de las circunstancias. Planificar lo es todo para asegurarse que la empresa vaya bien y no dejarla en manos del azar. ¿Acaso saldrías a navegar, soltarías el timón y te sentarías a ver qué pasa? Seguro que sólo pensar en ir en un barco sin nadie al mando te aterroriza. ¿Por qué entonces no te da miedo dejar tu empresa en manos del azar?

La respuesta es sencilla, por qué tienes la falsa creencia de que eres tu quién domina la situación. Estás equivocado. Sin un plan estratégico que guie el rumbo de la empresa no eres más que una pequeña barca en medio del océano a merced de la olas, el clima etc.

En resumen

Tu empresa podrá ir muy bien sin tener una mínima planificación o sin tener unos objetivos establecidos. Pero no te equivoques, no es gracias a tus méritos, es gracias al azar. Luchar en un mundo tan competitivo sin saber qué rumbo a de tomar tu empresa sólo te va a provocar pérdidas de competitividad y rentabilidad. Las empresas españolas son «lideres» por la cola en este tipo de cuestiones…¿No te has preguntado el por qué?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here