El problema no es el precio del alquiler, si no los bajos salarios

0
113
hipotecas

Si hace poco más de una década vivíamos en España el boom del ladrillo, ahora parece que estamos inmersos en lo que podríamos denominar la segunda fase de aquello: el boom del alquiler. Desde el  estallido de la crisis y el bajón natural que se produjo en los precios, estos no han dejado de subir. Sin embargo, cabría preguntarse si estas subidas de los precios de los alquileres son normales o si por el contrario se trata de subidas abusivas.

La irrupción de los pisos turísticos parece ser el principal culpable de todos los males relativos al alquiler. Los fondos de inversión que acumulan un gran número de viviendas también están en el punto de mira. Sin embargo, en España hay unos 2.3 millones de personas que declaran rentas del alquiler. Los grandes propietarios sólo representan el 5% del total.  Por tanto, si alguien piensa que los precios suben por culpa de esos malvados inversores, se equivoca.

Por otro lado, según un informe de la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) la expansión de las viviendas turísticas no es el motivo por el cual los precios de los alquileres suben. Según este organismo, el problema con este tipo de viviendas viene de la falta de regulación que existe sobre ellas.

Si bien el problema de los alquileres parecía ser algo sólo de las grandes ciudades, ahora el problema parece estar extendiéndose hacia las más pequeñas  e incluso los pueblos situados cerca de ellas. Se trata de una consecuencia lógica. Si los alquileres en las grandes urbes se vuelven inaccesibles, la gente lo que hace es irse a las afueras. Esto provoca un aumento de la demanda muy alto que tendrá como consecuencia la subida de los precios del alquiler.

Estos son los países que más IVA defraudan, y España no es uno de ellos

¿Es la realidad como nos la cuentan?

Si atendemos al informe del precio de la vivienda creado por Idealista, podemos observar  cómo en más de la mitad de comunidades españolas los precios están por debajo de los máximos históricos. Por ejemplo, si vemos la Comunidad Valenciana, el precio de los alquileres batió su máximo en el año 2006 con un precio de 9.4€/m2 mientras que en el mes pasado el precio era de 7.5€/m2.  No se trata de una situación aislada. En Galicia, por ejemplo, los precios están un 24.4 % respecto a su máximo, marcado en 2007. Por tanto, si atendemos a los datos del informe sobre el alquiler, el problema quizás sea más de carácter local que no global. En este sentido, hablar de burbuja del alquiler es excesivo.

evolucion precio alquiler
Fuente: Idealista

Mejor comprar que alquilar

Los españoles tenemos interiorizado desde hace muchos años que alquilar es tirar el dinero. Por tanto, si los precios de los alquileres son muy altos, más que una hipoteca, la consecuencia lógica es que la gente se lance como loca a comprar piso. Volvemos a caer en el mismo error, o eso parece. Si vemos el gráfico de cómo crecen las hipotecas en España vemos que desde su punto más bajo en el año 2013 no ha dejado de crecer. La firma de hipotecas crecen a un ritmo del 10% interanual. El caldo de cultivo para que esto se produzca es el ideal. Los tipos de interés están muy bajos, los precios de los alquileres se nos dice que están carísimos…y nos lanzamos de cabeza a pedir una hipoteca al banco.

firma de hipotecas
Fuente INE

¿Cuánta agua consumimos de forma indirecta sin darnos cuenta?

¿Dónde está el problema real de los alquileres?

Si vemos el informe de Idealista antes mencionado y el gráfico, los precios de los alquileres en España, a nivel global, han crecido desde 7.1€/m2 en 2014 a 11€/m2 en 2019. Esto supone casi un 64% de subida en 5 años. Si tomamos como referencia el máximo de 2006 de 9.5€/m2 el ascenso sería de un 16%.

Si tomamos en cuenta estos datos, podemos concluir que en 13 años el precio de los alquileres ha subido un 16%. Visto así, los datos ya no son tan alarmantes. El problema que tenemos en España no es que los alquileres sean muy altos. Es otro. Los salarios son el verdadero problema que tenemos en la economía española. Si vemos que el coste de los alquileres no ha dejado de subir, los salarios que recibimos no van en el mismo sentido. El salario medio  de un trabajador en el año 2008 era de 21.883,4€ mientras que en el 2018 era de 23.646,5€, lo que supone un 8%. Aunque la realidad es que el salario más habitual se sitúa en 17482€. Si retomamos el aumento de los salarios y la subida de los alquileres las cifras son claras. Los alquileres suben un 16% mientras que los salarios medios un8%. La cuenta es sencilla, los salarios han subido la mitad que los alquileres en la última década. Esto si hablamos de nivel global porque en algunas capitales como Madrid han subido hasta 12 veces más.

Por tanto, si es cierto que los precios de los alquileres están subiendo. Negarlo sería ir en contra de los datos. El mayor problema es que los salarios son el principal problema, a lo que hay que añadir la pérdida de poder adquisitivo. Según el INE, hemos perdido desde 2008 146€ de poder adquisitivo al mes desde 2008. ¿Cómo se explica esto si los salarios suben? Pues muy sencillo, el coste de la vida lo hace mucho más rápido que nuestras nóminas.

¿A quién beneficia esta situación?

La primera parte de la respuesta es fácil. No beneficia a los millones de personas que viven de alquiler. Por otro lado si tenemos en cuenta los dos datos referidos: aumento de las hipotecas y salarios bajos, la respuesta está clara. Los bancos y las empresas son los grandes beneficiados del aumento de los alquileres. Los bancos a parte de firmar más hipotecas, han aumento el coste de las mismas un 2.4% respecto al año pasado.  Muchas personas deciden a comprar casa en vez de alquilar porque les sale más a  cuenta. Por otro lado, las empresas, debido a la fuerte caída que sufrieron los salarios y a la baja recuperación de estos, han podido mantener sus costes a raya, en detrimento de los trabajadores.

Si somos mal pensados, podríamos decir que en definitiva, todo se trata de una estrategia de las grandes empresas para volver por sus fueros y ganar más dinero. La venta de inmuebles fue uno de los grandes problemas del boom del ladrillo y parece que algunos quieren que caigamos en el mismo error. El precio de los alquileres  es cierto que ha aumentado, pero no de la forma que se nos quiere hacer creer. Todo parece indicar qué, como ya ocurrió hace años, la cosa podría volver a acabar mal.

Ranking de los mejores MBA de España para el curso 2019-2020

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here